02
Dic 2016

La Administración Zonal “Manuela Sáenz”, del Distrito Metropolitano de Quito, La Fundación de Museos de la ciudad y la Academia Nacional de Historia, convocaron al acto de presentación del Libro titulado “El Panecillo en la Historia”, de la autoría del Dr. Javier Gomezjurado Cevallos, el evento se efectuó en la Capilla del Museo de la Ciudad, el día jueves seis de octubre del 2016, a partir de las 18h00.

La Capilla del Museo de la ciudad, una joya colonial, estuvo completamente copada por el público y los invitados entre los que se encontraban autoridades, personalidades, amigos, colegas del autor del libro,  familiares y una nutrida delegación de estudiantes de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Central del Ecuador, quienes se dieron cita unos treinta  o cuarenta minutos antes de la sesión, a pesar de que en ese mismo horario, la Selección Ecuatoriana de Fútbol debía enfrentar uno de los más complejos partidos de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.

La Agenda del acto fue la siguiente:

Palabras de Apertura y bienvenida a cargo del Dr. Franklin Barriga López

Presentación del libro a cargo del Dr. Vladimir Serrano

Palabras del autor del libro Dr. Javier Gomezjurado

Proyección del video del historiador Rafael Racines

Recital de música ofrecido por los maestros Galo Núñez y Washington Cárdenas.

El Dr. Franklin Barriga López,  Director (e) en su discurso de apertura y bienvenida, saludó y felicitó al Dr. Javier Gomezjurado por su iniciativa de emprender una exhaustiva investigación y mostró su profunda complacencia a nombre la Academia Nacional de Historia por la publicación de este libro titulado: “El Panecillo en la historia”  

 

“La historia de Quito ha estado durante siglos íntimamente ligada al Panecillo, puesto que este pequeño monte ha sido testigo de sus acontecimientos y devenires. En tiempos prehispánicos fue un lugar sagrado de los pueblos Quitu-Cara -conquistado luego por los Shyris- y de los Incas, pues en su cumbre se emplazaron templos para venerar al rey sol. De aquellos adoratorios no ha quedado vestigio alguno, ya que sus bases y columnas fueron removidas por los primeros conquistadores en el afán de hallar tesoros escondidos, reutilizando posteriormente sus viejas piedras en la construcción de nuevos inmuebles”, resaltó el Dr. Barriga López.

El Dr. Serrano, en su presentación de la obra, realizó un análisis sobre la trayectoria profesional y las líneas de investigación abordadas por el Dr. Javier Gomezjurado, los antecedentes del libro, el proyecto de investigación, la estructura de la obra y sus proyecciones.


La Capilla del Museo de la Ciudad lució copado con los invitados

Serrano enfatizó que: “Javier  Gomezjurado  es Doctor en Sociología y Ciencias Políticas, por la Universidad Central del Ecuador; Magíster en Historia Andina, Magíster en Desarrollo, y Especialista Superior en Gestión Ambiental por la Universidad Andina Simón Bolívar. Docente de la Universidad Central del Ecuador, conferencista, y articulista en varias revistas. Miembro de Número de la Academia Nacional de Historia, Miembro Correspondiente de la Academia Nariñense de Historia y de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, así como de otras entidades culturales”.

Serrano planteó que Gomezjurado tiene el cuidado de iniciar cada capítulo de su libro con un poema de los tantos que se han escrito y está inspirado por las musas griegas Clío de la Historia y Calíope de la poesía. Más adelante se refirió al tratamiento de la obra en la cual Gomezjurado: “Narra los más diversos acontecimientos de la montaña que fue convirtiéndose en un símbolo de Quito. Javier no olvida los hechos ocurridos en las calles”, puntualizó.

Efectuó un análisis de las tantas historias y batallas ocurridas en el Panecillo, durante los enfrentamientos de los patriotas quiteños con Toribio Montes el terrible español, cuando una vez recuperada la ciudad por el ejército realista dada gran superioridad numérica, el Panecillo fue declarada una zona de importancia estratégica y se construyeron fortines para el ejército español.

Posteriormente, el Dr. Javier Gomezjurado autor del libro, en un discurso muy emotivo compartió con el público las principales motivaciones para desarrollar esa fascinante investigación: “La historia de Quito ha estado durante siglos íntimamente ligada al Panecillo, puesto que este pequeño monte ha sido testigo de sus acontecimientos y devenires. En tiempos prehispánicos fue un lugar sagrado de los pueblos Quitu-Cara -conquistado luego por los Shyris- y de los Incas, pues en su cumbre se emplazaron templos para venerar al rey sol. De aquellos adoratorios no ha quedado vestigio alguno, ya que sus bases y columnas fueron removidas por los primeros conquistadores en el afán de hallar tesoros escondidos, reutilizando posteriormente sus viejas piedras en la construcción de nuevos inmuebles”.

Gomezjurado fue desentrañando desde tiempos inmemoriales la historia del Panecillo, desde la ciudad hispánica y cómo en sus faldas se irán poblando lentamente con algunas pequeñas construcciones, a la par que tímidamente observará cómo la primitiva urbe se expandirá por sus costados. “Fue espectador del emplazamiento de los primeros jesuitas venidos a Quito; quienes, en busca de recogimiento, construyeron una casa de ejercicios espirituales para sus seminaristas en la base del cerro, que luego se amplió con una inmensa fábrica de ladrillos y de tejas, necesarios para la construcción de sus muchos edificios religiosos y culturales”, manifestó Gomezjurado.

Las reminiscencias sobre la colonia, la parroquia de San Sebastián y el Barrio de San Diego: “En ese tiempo parte de la parroquia de San Roque en los cuales se alojaron mestizos y gente del estado llano, así como un buen número de indígenas de la ciudad; muchos de ellos artesanos, comerciantes y pulperos”.

 Los primeros años del siglo XIX; los tiempos de gloria del Panecillo a partir de: “La construcción de un cuartel con amplios galpones para fines militares en el centro de la ciudad. Fue el momento que en la cima del Panecillo se construyó un cuartel con amplios galpones, cubiertos por extensos techos desde los cuales se recogían las aguas lluvias, las mismas que eran almacenadas en una gran cisterna o cubo. Años después, producida la independencia y abandonadas tales fortificaciones, el tiempo y la leyenda terminarán por modificar el verdadero origen de aquella cisterna, mal llamada la Olla del Panecillo.  La institución de la República”.

Finalmente, Gomezjurado expresó su reconocimiento:  “Al Dr. Claudio Creamer Guillén y a la Maestra Alexia Ibarra Dávila, quienes tuvieron la deferencia de leer y revisar este libro, y plantear algunas sugerencias; así como agradecer a mi esposa Érika, por su apoyo para hacer realidad el sueño de estas páginas. Gracias a ellos y a muchos amigos más, ha sido posible construir la historia en torno al Panecillo, el viejo cerro tutelar de los Shyris, los Incas y los quiteños todos”.

La Proyección del video del historiador Rafael Racines y el Recital de música ofrecido por los maestros Galo Núñez y Washington Cárdenas cerraron con broche de oro este espléndido acto.

Calendario de Eventos

Junio 2017
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

En linea

Tenemos 71 visitantes y ningun miembro en Línea