14
Oct 2016

Un torrencial aguacero cayó en la capital de los ecuatorianos, el día jueves 29 de septiembre, como preámbulo a la Sesión Solemne Pública de ascenso e incorporación de la Dra. Emma Libertad Regalado Espinoza, en calidad de Miembro de Número de la Academia Nacional de Historia. Ello no fue obstáculo para que se lleve a cabo este importante evento que tuvo lugar en el auditorio Manuel de Guzmán Polanco, a partir de las 18h30 y con selecta concurrencia.

La mesa directiva estuvo presidida por el Dr. Franklin Barriga López, Director (e) de la institución; el excelentísimo Embajador de la hermana República de México, Dr. Jaime del Arenal Fenochio, incorporado recientemente como Miembro Correspondiente de la Academia; Don Diego Moscoso, Secretario de la entidad y la Dra. Emma Libertad Regalado.

El Dr. Franklin Barriga López, en su discurso de bienvenida, resaltó las características, virtudes y bondades de la cultura mabita, desde tiempos milenarios.  Explicó el trabajo realizado por algunos cronistas en la época de la Colonia, como Cieza de León, que recorrió nuestros territorios entre 1540 -1550 y que dejó escrito lo siguiente: “El número de Esmeraldas que se ha visto en la comarca de Puerto Viejo –así consta- ha sido abundante y que dichas esmeraldas son las mejores de todas las Indias, porque aunque en el Nuevo Reino de Granada –actual Colombia- haya más, no se igualan en el valor las mejores de allá con las comunes de acá”.

Con esta base, Barriga López se refirió a Umiña en estos términos: “Se cree que el templo dedicado a Umiña, la esmeralda del tamaño de un huevo de avestruz, estuvo localizado en Montecristi. Este ídolo, al que se le atribuyó dotes de curar enfermedades, fue ocultado para que no lo profanen los insaciables invasores; no se lo ha encontrado hasta la actualidad, vive en el misterio y alienta evocaciones de hondo contenido identitario”. Luego, hizo relación a otros grandes símbolos, significantes y significados de la riqueza cultural de Manabí, como es la concha spondylus, título del discurso que posteriormente fue sustentado por la Dra. Regalado Espinoza.

El Dr. Franklin Barriga López también se refirió a la Dra. Emma Libertad Regalado como  una manabita ilustre, nacida en Jipijapa, cuya residencia es la ciudad de Manta;  su destacada trayectoria puede apreciarse en estos datos : estudios de tercer y cuarto nivel, Doctora en Ciencias, Licenciada en Ciencias Políticas y Sociales, Profesora de Lengua y Literatura Española del Instituto de Cooperación Iberoamericana (Madrid) y, en el mismo Instituto, Diplomada en Investigación de Lengua y Literatura Española, Abogada de la República, MBA en Administración de Empresas, con varios cursos, seminarios y congresos en el país y el exterior, donde ha expuesto ponencias. Coordinadora de la Gestión Académica de la Universidad Laica “Eloy Alfaro” de Manabí, Coordinadora de Maestría y Docente en la Escuela Superior Politécnica Agropecuaria de Manabí “Manuel Félix López” y en la Escuela Politécnica del Litoral (2001-2003), en la misma ESPAE Profesora de Cultura, Tradiciones y Patrimonio Histórico, entre otras cátedras que demuestran su calidad académica.

Sus investigaciones están dirigidas a las manifestaciones del Patrimonio Cultural de Manabí y del Ecuador; dentro de este marco ha publicado:

“Manabí una Historia de Toquilla”, 2008;

“Manabí y su comida milenaria”, 2008;

“Habilísimos pescadores”, 2008;

“Las hebras que tejieron Nuestra Historia”, 2010;

“Gigantes de Bahía”, 2011;

“Identidad e Indigenismo en Manabí”, 2016.

De igual manera, la Dra. Regalado Espinoza ha realizado un gran número de consultorías.

Barriga López explicó que la Dra. Regalado es  especialista de la cultura manabita, sobre la cual ha realizado exhaustivas investigaciones y prueba de ello es el libro titulado “Indigenismo e Identidad en Manabí”, publicado hace poco tiempo, el cual está orientado a: “Encontrar en la historia de Manabí elementos que aporten a descubrir esa dinámica que subyace en la razón de ser del hombre y de la mujer manabita, de su espíritu libre, emprendedor, hospitalario y rebelde”. Relievó: “La descripción de los pueblos o las “culturas” – catalogadas por los arqueólogos- que existían en la época en que llegaron los españoles, para desde el conocimiento de ese pasado apreciar nuestras raíces culturales, esa identidad cultural del manabita”.

Hizo énfasis en la importancia de esa valoración: “Del nivel de desarrollo cultural y tecnológico que habían alcanzado en los albores del siglo XVI, determinar la importancia que tuvieron en el contexto latinoamericano y develar por qué la resistencia de la población aborigen indígena desde la primeras décadas de la colonización española los llevó a: conseguir rebajas en los tributos, mantener sus tierras mediante decretos reales, cédulas y títulos del Virreinato de Sta. Fe de Bogotá y en el seno de la monarquía en España”.

Este libro, fue publicado por nuestra Academia, en coedición con la Escuela Superior Politécnica Agropecuaria de Manabí “Manuel Félix López”, y Editorial Abya – Ayala, señaló Barriga López, quien felicitó a la nueva Miembro de Número por su ascendente trayectoria profesional y dio paso al discurso de incorporación de la Dra. Emma Libertad Regalado: EL CEVICHE DE LOS DIOSES Y EL PODER DE LA SPONDYLUS”.

La Dra. Regalado, en su disertación, resaltó: “La importancia de la alimentación, como un derecho inalienable de todas las personas y una actividad de continua comunión con la naturaleza, que involucra aspectos que van desde lo biológico, afectivo, ecológico, cultural, económico, social, comunicacional, hasta lo político; por lo que alimentarse ha definido la condición dinámica de la actividad cultural de la humanidad, la cual ha impulsado a los seres humanos a generar en cada época del devenir histórico satisfactores para sus necesidades básicas o bienes de consumo, producción e intercambio comercial”.

“En el mundo andino, las ofrendas de comidas y bebidas formaban parte del sistema de reciprocidad y redistribución; ofrendas que eran destinadas a la madre naturaleza, a sus ancestros o deidades y además como parte del ajuar funerario”.

La preferencia por muchas de estas comidas y bebidas ha permanecido a través del tiempo, y gracias a esto ha sido posible conservar vestigios de lenguas, gastronomía, formas de cultivo, producción, explotación de la tierra, concepciones del mundo y simbologías que por su connotación espiritual, y a pesar de las múltiples formas de penetración de otras culturas, ha sido imposible desarraigar del todo y eso ha permitido mantener los sentimientos de identificación local, provincial, nacional, y regional de las poblaciones.

“En Manabí son consideradas comidas emblemáticas al viche, corviche, ceviche; y entre los ceviches, una de las comidas más apetecidas desde la época precolombina, el “ceviche de los dioses”, considerado “el manjar de los dioses”, elaborado con uno de los bienes suntuarios, el molusco bivalvo Spondylus princeps, con el cual no solo se preparaba la comida de las élites en los actos conmemorativos, sino que se constituyó en un símbolo de prestigio en el mundo andino, como lo testimonian las múltiples referencias de cronistas y arqueólogos, que certifican que este elemento debió representar un gran interés para los centros andinos y de Mesoamérica. Para los pueblos manabitas durante miles de años fue elemento simbólico ritual y con el tiempo se constituyó en una especie de moneda de intercambio”.

Concluyó  la doctora Regalado que la actividad culinaria es parte del patrimonio cultural de los pueblos, engloba tradiciones y costumbres, guarda vestigios del lenguaje culinario y de los primeros satisfactores elaborados para solventar sus necesidades básicas, y que por esta razón, atendiendo a la presencia del sufijo iche en palabras relacionadas con las comidas emblemáticas, Manabí sería el lugar de origen del ceviche, comida que se ha internacionalizado por sus valores nutritivos y que en cada región tiene sus variantes, destacándose Manabí por el uso del maní en su elaboración.

“La Spondylus princeps fue un símbolo de poder y de ritualidad de los pueblos de los Andes Centrales y Septentrionales de la América precolombina; para los pueblos manabitas, además fue el producto suntuario, que les permitió establecer redes de  intercambio comercial en la Costa Pacífica, desde México a Chile”, manifestó Regalado

El ceviche de Spondylus fue el manjar preferido de los grandes curacas, caciques, chamanes y se ofreció como símbolo de ritualidad a sus dioses y elemento propiciatorio de períodos de abundancia en la agricultura, finalizó indicando la flamante Académica de Número.

Finalmente, el Dr. Barriga López procedió a la entrega de los símbolos institucionales que corresponden a la dignidad de Académica de Número: Diploma y Medalla; por  pedido del Director (e) de la Academia, el Embajador de México, Dr. Arenal Fenochio, impuso el Escudo institucional a la Dra. Regalado Espinoza.

Al concluir la Sesión Solemne, se ofreció un brindis que posibilitó escuchar los mejores comentarios respecto al acto académico efectuado. 

Calendario de Eventos

Mayo 2017
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

En linea

Tenemos 168 visitantes y ningun miembro en Línea