05
Ago 2016

Blas Garzón se incorporó como Miembro Correspondiente

 

La Academia Nacional de Historia y la Universidad Politécnica Salesiana, de la ciudad de Cuenca, convocaron a la Sesión Pública Solemne de incorporación del Dr. Blas Garzón, en calidad de Miembro Correspondiente, en al auditorio “Monseñor Leonidas Proaño”, el día viernes 8 de julio del 2016, a las 18.00.

El Dr. Jorge Núñez Sánchez, inició su discurso de bienvenida al nuevo Miembro Correspondiente, manifestando: “Una Academia es un alto espacio de reflexión sobre los asuntos generales de un país o los temas particulares de un espacio cultural determinado, como una lengua o una ciencia. De ahí que sean convocados a participar en ella los especialistas del área o quienes, teniendo una alta formación académica, están en capacidad de realizar aportes significativos al conocimiento. La finalidad concreta de estas entidades es la de escuchar exposiciones, proyectos de investigación, descubrimientos u otros aportes de sus socios y promover entre ellos el debate y la crítica acerca de las ideas u obras que circulen en ese campo especializado”.

Efectuó un análisis sobre las primeras Academias aparecidas y sus objetivos: “Han transcurrido ya casi cuatro siglos desde que en 1635 se fundó la primera Academia de los tiempos modernos, que fue la Academia Francesa, creada por el cardenal Richelieu en tiempos del rey Luis XIII, con la finalidad de normatizar y perfeccionar el idioma francés”. 

Blas Garzón Vera,  nuevo Miembro Correspondiente, realiza su disertación

Más allá de las diversas Academias surgidas En Francia, también analizó la Academias aparecidas en Londres, España y posteriormente, en Ecuador: “La Academia Pichinchense”, fundada en 1765 bajo el estímulo de los jesuitas, en su afamada universidad de San Gregorio. Siguió la Escuela de la Concordia, convocada y creada por Eugenio Espejo. Era en realidad una sociedad patriótica, encaminada a debatir temas filosóficos y culturales, pero sobre todo a estudiar los problemas del país y debatir sus posibles soluciones”.

“Luego de la independencia, surgió en 1822 la Sociedad Económica de Quito, organizada por el libertador de Quito y Jefe del Distrito Sur de Colombia, general Antonio José de Sucre, y que tuvo como miembros a los más destacados pensadores y patriotas de la capital.

Ya avanzada la república, en 1874 fue creada la Academia Ecuatoriana de la Lengua, destinada al estudio del idioma y su evolución. Y en 1909, por iniciativa de monseñor Federico González Suárez, se fundó la “Sociedad de Estudios Históricos Americanos”, con la colaboración de un grupo de jóvenes estudiosos de la historia americana, liderados por el insigne arzobispo–historiador. Once años más tarde, en 1820, fue reconocida por el Congreso Nacional como Academia Nacional de Historia. Desde entonces usa oficialmente este último nombre, aunque manteniendo su original espíritu americanista, que la vincula con los pueblos y países de la Patria Grande”.

Núñez Sánchez, puntualizó: “Según sus Estatutos, nuestra entidad “tiene por objeto principal la promoción de las ciencias históricas y el desarrollo de los estudios históricos americanos y, en particular, de los estudios de la historia ecuatoriana, en los distintos ámbitos y especialidades. Es una institución científica al servicio de la nación y del pueblo, que valora a la investigación como base esencial del quehacer historiográfico, asume un cabal compromiso con la ética y la verdad como valores referenciales de su actividad institucional y mira a la sociedad como actor principal de la historia y destinatario fundamental de la historiografía. Para conseguir sus fines, se empeña en cultivar, fomentar y divulgar los estudios destinados a reafirmar la identidad nacional y los lazos de unión con los demás países americanos.”

Hizo énfasis en la importancia de incorporar nuevos miembros de las diversas provincias del país, a fin de fortalecer la Academia y que esta tenga realmente una presencia nacional con la participación de los más prestigiosos historiadores y cientistas sociales.

Planteó que el Dr. Blas Garzón: “Forma parte de una nueva generación de historiadores ecuatorianos, identificada por una formación profesional básica en Ciencias Sociales y una posterior especialización de postgrado en Historia, lo que los capacita para entender la historia desde una amplia visión social y para elaborar una historiografía enriquecida por ideas y métodos provenientes de la sociología, la antropología y la lingüística”.

Garzón es Bachiller en Ciencias Humanas y Sociales, cursó estudios superiores en la Universidad Politécnica Salesiana, donde obtuvo, en seguidilla, los títulos intermedios de Guía de Museos, en 2000, y Promotor Cultural, en el mismo año, y luego el de Licenciado en Administración Cultural, en 2001.

“A partir de esa formación básica, cursó estudios de cultura en la Universidad de Brasilia, donde se graduó como Magister en 2003, y luego en Aprendizaje Cooperativo y Tecnología Educacional en la Universidad Pablo de Olavide, de España, el año 2003. Más tarde cursó una Maestría en Historia de América Latina, Mundos indígenas, en la Universidad de Oviedo, España, donde se graduó el año 2009. Volvió luego a cursar estudios en la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla, esta vez en Divulgación y Cultura Científica, graduándose como Experto Universitario en 2011. Y finalmente obtuvo su grado de Doctor en Historia en esa misma universidad, el año 2014”.

En cuanto a sus publicaciones, mencionó numerosos artículos, publicados en diversos medios, tales como la Revista “COLOQUIO” de la Universidad del Azuay; el Periódico Informativo de la Federación de Estudiantes de la Universidad Politécnica Salesiana; el Semanario “El PUEBLO” del cantón Gualaceo, del que fuera editorialista entre 2003 y 2004; y la Revista de Pastoral y Cultura “UTOPÍA” de la Universidad Politécnica Salesiana, entre los años 2008 y 2014.

“Quiero destacar especialmente su estudio titulado “Los Salesianos y las Identidades locales”, publicado en la Revista Boletín Salesiano, en octubre de 2011, y el libro de su coordinación titulado “La Presencia Salesiana en el Ecuador, perspectivas históricas y sociales”, publicado por la Editorial Abya Yala, en mayo de 2012. Del mismo modo. Su ponencia “Saberes y haceres para la Gestión Cultural hoy”, presentada al II Congreso de Gestión Cultural, organizado por la Universidad de Cuenca, en octubre de 2012. Y su trabajo titulado “Los Internados Salesianos y su repercusión en la cultura Shuar contemporánea”, presentado al Tercer Simposio de Historia Amazónica, organizado por la Academia Nacional de Historia, y que tuvo lugar en Gualaquiza, los días 6 y 7 de agosto de 2015”.  Finalmente, relievó:  “Nuestro recipiendario ha sido Coordinador General de la Revista de Pastoral y Cultura “UTOPÍA” de la Universidad Politécnica Salesiana, Sede Cuenca.”

Posteriormente,  el   Dr.   Blas Garzón   ofreció   su   conferencia   titulada: “El  Internado Salesiano y su influencia en la organización de la Federación de Centros Shuar”.

Al concluir la sesión se ofreció un vino de honor a los asistentes.

Calendario de Eventos

Junio 2017
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

En linea

Tenemos 61 visitantes y ningun miembro en Línea